El terremoto nubla la inestabilidad del precio del petróleo






Hace una semana fue una polémica la medida adoptada por el gobierno español de reducir la velocidad máxima a 110 kilómetros por hora. Hoy parece ser que esto ya es cosa del pasado,  la razón de esto ha sido el  terremoto de Japón  y la inminente crisis nuclear que se ha generado. Pero la economía actual muestra que la constante inestabilidad del precio del petróleo sigue siendo noticia.

Hace una semana fue una polémica la medida adoptada por el gobierno español de reducir la velocidad máxima a 110 kilómetros por hora. A pesar de que habían posiciones diferentes se aprobó y comenzó su funcionamiento el lunes 08 de marzo.

La razón principal para tomar esta nueva ley, que en un principio solo será temporal, fue la notable alza de los precios internacionales del petróleo, ocasionada por las diferentes revueltas que siguieron a la de Túnez y Egipto, especialmente el conflicto civil de Libia. Estos factores hicieron que  el precio del crudo tuviera un alza del 15%, alcanzando el primer máximo de este año en 118,82 dólares –precio registrado el 07 de marzo para el petróleo de referencia Brent -.

Aunque sigue siendo parte de las noticias de Economía, hoy parece ser que esto ya es cosa del pasado , la razón de esto ha sido el  terremoto de Japón  y la inminente crisis nuclear que se ha generado. Obviamente lo que está ocurriendo en Japón, hace parte de la economía actual en todos los países. Inclusive  los periódicos,  noticieros, y demás medios de comunicación,  están atentos a cómo se resuelve la crisis nuclear que ha generado tanto pánico.

Sin embargo, pareciese como si los problemas en Libia, y el alto costo del petróleo, ya no fueran importantes. Hoy justamente el petróleo Brent, que es la referencia para Europa, marcó un precio al cierre del día de 111,62 dólares por barril. Aunque ha disminuido un 4,9% con respecto al máximo registrado, justamente hoy se ha marcado un nuevo máximo en el precio  de la gasolina llegando a 1,321 euros por litro, igualmente el gasóleo ha subido un 0,2% y hoy cuesta 1,292 euros por litro.
Es normal que en la economía actual se le dé tanta importancia al desastre ocurrido por razones obvias. Pero lo que no es normal es que mientras eso sucede, factores como la disminución en la producción de Libia y también la disminución de refinado del crudo en Japón, de hasta un 31% de su producción, seguirán la tensión en los precios del petróleo.

No queriendo decir que esto sea evitable, pues eso sería algo irrazonable. Mas bien, se trata de que mientras esto sucede, es necesario que los países productores de petróleo, incrementen sus reservas. Estados Unidos ya lo hizo el pasado 09 de marzo, aunque  no influyo esta medida lo suficiente en el precio. Pero ¿sería posible que entre los productores se cubrieran los casi un millón quinientos mil barriles que producía Libia antes de las revueltas? De no ser así  muy pronto seguirá siendo noticia la crisis energética a nivel mundial.



0 comentarios:

Publicar un comentario