¿Cómo invertir en oro?






Invertir en oro es una excelente opción en momentos de crisis.  Esto debido a que la cotización del oro suele dispararse cuando en los mercados de divisas se empieza a temer del valor de las principales divisas, justo como está pasando en estos momentos. La recesión económica sigue estando presente en la mayoría de los mercados y ante la crisis del petróleo el oro se ha convertido en la inversión segura de muchos inversionistas. A continuación te presentamos algunas estrategias de cómo invertir en oro.

Contratos de futuro
Esta es una de las técnicas más comunes para invertir en materias o productos, la ganancia que se genera es proporcional a la que adquiera el metal. Se trata de un contrato firmado por dos entidades, una de las cuales se compromete a comprar o vender una determinada cantidad del producto. De esta manera usted se compromete a comprar oro a un precio fijo que será menor de lo que estará en quizá uno o dos meses; mientras que el otro partidario del contrato asegura sus ventas.  La única desventaja de este tipo de inversión es que su demanda es muy alta y en momentos de crisis es difícil adquirir este tipo inversiones.

Invertir en acciones de grandes mineras
 Otra excelente opción es adquirir acciones de compañías mineras, el valor de estas irán en aumento conforme sus márgenes de utilidad van aumentando.  En este ramo se puede invertir tanto en mineras como en compañías de exploración. Una gran ventaja de este tipo de inversiones es que generan rendimientos mayores que el del propio oro, esto debido a que las mineras  comenzarán nuevos proyectos aprovechando las ganancias. Por otro lado este tipo de inversiones son de un riesgo bajo.

Invertir en medianas y pequeñas mineras
Al igual que la opción anterior, también se pueden adquirir acciones de mineras más pequeñas las cuales pueden generar ganancias porcentuales mayores que las grandes mineras y en menor tiempo. Claro está que esto va de la mano de ser fondos de inversión de mayor riesgo.  Otra de las ventajas es que poseen precios por acción mucho más bajos que las grandes mineras.

Comprar Lingotes
Una última opción es la adquisición de oro en forma física. Se trata de un tipo de inversión poco usual pero tiene por garantía que el metal está allí lo cual sirve para respaldar el valor de la inversión. En momentos de crisis es usual que los inversionistas quieran retirar rápidamente sus acciones y terminen desplomando una fondo de acciones, en el caso del oro metálico es difícil de que suceda.  Sin embargo la desventaja de invertir en oro físico radica en la necesidad de tener un sistema de seguridad para almacenarlo, aunque algunos inversionistas aseguran que estos costos son menores que las comisiones generadas en el mercado de acciones.

Por último no hay que olvidar que todo lo que sube tiene que bajar, y que eventualmente el precio del oro dejará de subir. Así que una última opción viable sería adquirir fondos de cobertura, quizá en unos meses más, cuando el precio del oro se empiece a frenar.

0 comentarios:

Publicar un comentario