Crisis económica: crisis institucional






Todos estamos ya más que cansados de escuchar la palabra “crisis”. Pero ante la economía actual, donde es evidente la incertidumbre y las secuelas de la recesión económica, es inevitable mirar con un ojo analítico qué ha fallado para que las consecuencias de dicha crisis hayan sido tan pronunciadas.

Coincidirán conmigo en que este tema es  muy vasto,  porque han sido muchos los factores que han coincidido para que se genere este periodo de recesión. Sin embargo, de momento me gustaría solo mencionar lo que respecta a las instituciones, en especial a las “macro-instituciones” como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Ambas instituciones surgieron en Bretton Woods ,  la convención de la ONU celebrada en   New Hampshire, Estados Unidos  1944. La principal función del FMI es conservar la estabilidad en el sistema monetario internacional, fomentar el crecimiento económico sostenido y reducir la pobreza.

Por la misma línea está el Banco Mundial, cuya institución tiene 187 países miembros, y su principal misión es reducir la pobreza, haciendo préstamos a un “bajo” interés a las economías que lo necesiten.

Pero la realidad evidencia todo lo contrario. Llevan 66 años de existencia y los resultados son nefastos. Sobretodo en los últimos 2 años han brillado por su ausencia. Es normal que los países enfrenten períodos de recesión, lo explican los ciclos económicos, pero lo que no es normal, es que estas instituciones no hayan actuado en el momento justo para lograr su objetivo.

Claro está, ahora vemos el FMI apareciendo junto con el BCE para realizar rescates financieros a países como Grecia, Irlanda y Portugal, tratando de ocultar sus errores.  Cuando su misión es evitar justamente que se presenten esas situaciones.
Igualmente el Banco Mundial, ha tenido 66 años para reducir la pobreza, y la realidad nos muestra que es justamente ahora cuando  está más pronunciada la brecha entre ricos y pobres. Y en cuanto a la crisis económica de los últimos dos años, es poco, por no decir nada lo que el Banco Mundial ha hecho para que las economías, y en especial las emergentes no sufran una recesión tan pronunciada como lo han tenido que pasar.

Seguramente estas instituciones han podidio hacer mas de lo que han hecho para prevenir, que para curar, y eso que las medidas para salir de la crisis que han fomentado han hecho que predomine más su dogmatismo económico que su propio objetivo de reducir la pobreza y conservar la estabilidad.

Pero bueno, son esas las instituciones que existen y pensar ahora en una transición es utópico. Así que aunque para muchos es casi imperceptible el papel que juegan estas instituciones en la economía actual, la realidad muestra que son actores principales en la escena de este mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario