Grecia, Irlanda y ahora Portugal. ¿Quién es el siguiente?






Hoy se ha publicado que la situación económica de Portugal es insostenible y su ministro de finanzas Fernando Teixeira ha afirmado que al final de tantos esfuerzos, “es necesario” recurrir al rescate ofrecido por la Unión Europea.

Aunque no quiero inmiscuirme ni mucho menos criticar el mundo de la medicina, pues lo desconozco en su totalidad, creo que me sirve mucho mencionarlo para ilustrar lo que ahora está pasando económicamente en el caso de Portugal.

Es normal que el paciente busca el médico cuando siente algún quebranto de salud o cuando percibe que algo no está bien. Lo que no me parece normal es que el médico se tome la atribución de decirle a un paciente “X” que tiene un cáncer terminal, cuando de momento lo que tiene es un tumor que probablemente sea canceroso, solo basándose en algún caso en particular que a otro paciente “Y”  le hubiese sucedido. Al final de todo, el paciente “X” aunque siga un tratamiento médico y quiera sentirse bien de salud, terminará convencido de que es un caso que no tiene salida alguna.

Trataré de explicar mi ilustración. Para nadie era un secreto que la situación de Grecia, el primer país rescatado por la Unión Europea, era ya muy alarmante, pues el alto nivel de deuda externa e interna y las cifras de paro registradas a finales del 2009 y comienzos del 2010 eran por sí solos señales que llevarían a la Unión Europea a que rescatara su economía. Hasta aquí tenemos identificados al médico, que es la Union Europea  y al paciente “Y”, que es el caso de Grecia.

Pero es que después de esto, la Unión Europea se anticipó con mucho tiempo anunciando que Irlanda y Portugal, seguirían el mismo rumbo de los griegos, es decir, serian también economías que tendrían que ser rescatadas en algún momento.

 Obviamente, después de que se hiciera pública esta noticia, en marzo del 2010, y aunque Irlanda y Portugal tomaron medidas económicas encaminadas a no reflejar ese “cáncer terminal” del que ya habían sido sentenciados, la realidad ha demostrado, que al final han tenido que admitir la necesidad de un rescate o ayuda por la Unión Europea. En nuestro ejemplo, esto no significa que el médico tenia la razón, sino que el dictamen dado al paciente “X” basándose en el resultado obtenido por el paciente “Y”, terminó convenciendo al paciente “X” de que su caso ya era terminal. Cumpliéndose de esta manera la muy mencionada Ley de Murphy: «Si algo puede salir mal, saldrá mal.»

Bueno, no quiero complicar mucho mi explicación, pues la idea sencillamente es que tanto Irlanda, y ya hoy también Portugal han sido “coaccionados” por la Unión Europea, por el FMI, por las agencias Fitch, Moody’s y S&P, por los inversionistas en todos los mercados de capitales y deuda, y por muchos más, para que llegasen a un punto en el que, inclinando la cabeza, se sientan como el enfermo terminal que tan solo depende de lo que pueda hacer su médico por ayudarle.

Ahora mi pregunta es, ¿Quién será el próximo? Se decia de España, pero ahora se cree que antes del país ibérico, será Bélgica

0 comentarios:

Publicar un comentario