El FMI sin líder ¿Y ahora qué?






La semana pasada el Fondo Monetario Internacional se vio inmerso en un escándalo político único y que ha puesto a temblar a las naciones europeas. Dominique Strauss, expresidente del FMI, fue acusado de intento de violación, fue arrestado en Estados Unidos y finalmente renunció a su cargo jueves de la misma semana. Los líderes políticos de todo el mundo ahora discuten acerca de qué rumbo debe de tomar el FMI.

 Todo esto viene a suceder en un momento muy delicado ya que se debate sobre los nuevos requisitos a pedir a Grecia antes de realizarse otro préstamo.
Ahora bien, los líderes europeos han expresado su interés de que la jefatura permanezca en manos de alguien europeo. Su predilecto es Christine Lagarde, una abogada corporativa que ha sido ministra de Finanzas de Francia desde el 2007. Sin embargo los líderes de las naciones emergentes, especialmente China, han expresado su interés de que el próximo líder del FMI cuente con la facultad y conocimiento para considerar el crecimiento económico de estos países.

El líder de Finanzas de Tailandia, Korn Chaitkavanij, declaró que no existe ninguna lógica en que el FMI sea siempre liderado por europeo. Así mismo dijo que el mundo había avanzado mucho en los últimos tres o cuatro años. El secretario de finanzas de Filipinas, Cesar Purisima, se unió a su homónimo tailandés y declaró que Asia estaba jugando un papel importante en la economía mundial y que por ello el control del FMI lo debería tomar un asiático.

Esta discusión no solo se ha mantenido en Asia y a ella se ha unido Guido Mantega, quien es el ministro de finanzas de Brasil; y Pravin Gordhan, quien ocupa el mismo cargo en Sudáfrica. Todos con la misma idea: es necesario cambiar la perspectiva del FMI.

Queda en claro que cada región está abogando por sus propios intereses, mientras que unos buscan poder usar el FMI como su herramienta para salir de la crisis, los otros buscan liderarlo por primera vez para poder sacar mayor ventaja de su crecimiento explosivo de la última década.

0 comentarios:

Publicar un comentario