Objetivos de la empresa






El objetivo o finalidad principal de la empresa privada, generalmente, es el de maximizar sus beneficios. No obstante, este objetivo no puede ni debe ser el único.

Hoy en día, en un mundo tan competitivo, globalizado y cambiante, es preferible garantizar la supervivencia de la empresa i ganarse un sitio en el mercado. De esta forma, una empresa privada que obtiene pérdidas durante varios años seguidos por lo normal acaba desapareciendo.

Los objetivos de las empresas públicas son diferentes. Tanto para un tipo de empresa como para el otro, y juntamente con la finalidad de obtener beneficios, se pueden plantear otros objetivos como son:

· La protección de los recursos naturales.
· El desarrollo regional y la creación y/o mantenimiento de empleo.
· La actuación en los sectores estratégicos de la economía.
· La independencia de los suministros extranjeros (en determinados sectores), como puede ser la defensa nacional.

Algunas empresas públicas, aún siendo deficitarias, existen por su labor básica, ya que por lo general se encargan de servicios básicos o bien muy importantes para la sociedad, que no están dispuestos a asumir las empresas privadas, por la poca o nula presencia de beneficios.


A nivel individual, cada negocio puede fijarse otros objetivos a corto o largo plazo, dependiendo de sus propias características y de su esencia o filosofía. Ejemplos de ello son:

            · Aumentar las ventas de acorde a un determinado porcentaje anual.
            · Diversificar su cartera de productos.
            · Disminuir costes i aumentar beneficios.
            · Dar salida al negocio en el extranjero.
            · Etc.

0 comentarios:

Publicar un comentario