El mundo se divide ante la presidencia del FMI






Conforme los intereses y críticas sobre quién debe ser el nuevo director del organismo se acumulan, diversos países han expresado sus intereses sobre quien quiere que sea el director del FMI. Christine Lagarde por el momento cuenta con el apoyo de su país y también con el de China y se estima que por lo pronto pudiera tener a su favor el 40% de los votos de la asamblea.

El mexicano Agustín Carstens no ha quedado fuera del escenario y la semana pasada logró conseguir el apoyo de Canadá y Australia, aunque su presencia no está fuerte pues se trata de solo un 12% de los votos de la junta ejecutiva.  De los 24 miembros del FMI que votarán el 45% aún no han anunciado su decisión y entre ellos se encuentran los votos de Estados Unidos (que representan un 17% de la junta).
Aparentemente y hasta el momento la futura dirección pudiera pasar a ser de Christine Lagarde, pero mientras ese otro porcentaje no quede definido no se puede garantizar nada. Los resultados se darán a conocer a más tardar el jueves cuando todos los miembros anuncien su decisión.

0 comentarios:

Publicar un comentario