Humillados y ofendidos, el ridículo rescate del Euro






El pasado Domingo España vivió una jornada de intensas manifestaciones, en 60 ciudades se congregaron personas de todas las edades para manifestarse en contra de la crisis económica y la irracionalidad de los mandatarios al intentar rescatar al Euro.  Todo esto como parte del Movimiento M-15, grupo que pretende organizar a los manifestantes e invitar al diálogo al gobierno.

Los manifestantes, quienes en su mayoría eran jóvenes, también fueron acompañados por jubilados, niños y adultos. Todos ellos con el mismo propósito: expresar su indignación respecto a los políticos y los organismos internacionales; y finalmente exigir una solución viable a la actual crisis económica.

Durante las manifestaciones se corearon frases como “Democracia ¿En dónde estás?”, “La patrona nos quiere esclavizar”, “No hay pan para tanto chorizo”, “La crisis que la paguen los capitalistas” y otros coros con los que manifestaban su repudio a las decisiones que se esperan tomar para salvaguardar el Euro.

 ¿Y cómo no iba a haber ese ambiente de indignación? El rescate se está pensando solo de una manera y es reducir al que más lo necesita con políticas que reducirán los salarios, restricciones de crédito, recortes a las prestaciones sociales, mayor edad para jubilarse y reducción en el pago de las pensiones ¿Quién no se ofendería?  Y tal y como lo dijera Dostoievsky en su novela: este es un ambiente de humillado y ofendidos.

El gobierno español que recientemente acaba de ser renovado deberá de tomar una decisión casi vital, los españoles decidieron expulsar al partido comunista en búsqueda de soluciones y si a solo unas semanas el partido derechista vota a favor de tan conservadoras políticas podrían empezar a perder la poca popularidad con la que han logrado ganar. 

0 comentarios:

Publicar un comentario