Los tres problemas de la economía china






La economía China sigue siendo un milagro sin lugar a dudas. Desde su pequeña apertura al mercado mundial su economía ha crecido a un ritmo impresionante y con ello se ha llevado grandes beneficios a su población: la esperanza de vida se ha duplicado, los servicios de salud han mejorado, han llegado mejores salarios y empiezan a haber mejores servicios públicos. Sin embargo el crecimiento tan acelerado ha empezado a preocupar algunos y es que un sistema no puede ser sustentable por sí solo para siempre, a continuación te presentamos los tres grandes retos que China deberá enfrentar:

La regulación económica por parte del gobierno

Pese a que China se abrió al mercado mundial, nunca permitió el ingreso a las famosas leyes de Adam Smith del libre mercado, de hecho la economía China es quizá una de las más reguladas. La meta del gobierno es mantener el crecimiento actual, retener los niveles de inflación y cumplir con los postulados comunistas. Pero la brecha entre ricos y pobres está aumentando conforme se va formando una elite empresarial cada vez más rica y exclusiva.
Para combatir esta brecha y hacer frente a la inflación el gobierno chino ha ido aumentando los salarios de los trabajadores, así habrá mayor consumo nacional y se podrá reducir el número de las exportaciones. Pero conforme los salarios aumentan, los niveles de competitividad (y mano de obra barata) de las empresas disminuyen.

La exclusividad del Yuan

El Yuan es una moneda que se ha mantenido solo dentro de China, no existen los mercados forex para ella y su uso es exclusivo de su país. Por un lado esto se ha mantenido así por orgullo nacional y por el otro para tener mayor flexibilidad de préstamo en caso de una nueva crísis, al mantener su moneda a precio regulado por el gobierno los precios se pueden manipular a conveniencia.
Claro, ahora se preguntará ¿y cómo se logró eso? Ofreciendo una tasa de interés tan baja que no supera la inflación de ningún país volviéndola así una moneda inútil para la inversión de divisas. Pero estas tasas tan bajas pueden traer consecuencias y de ello es consiente el gobierno, Guo Shuqing, director del Banco de Construcción China, hace que ante riesgo de crisis siempre se tengan que refugiar en activos: oro, plata, bienes raíces. La moneda china nunca es segura en tiempos difíciles.

La libertad negada

Los jóvenes de China son conscientes de que el gobierno los quiere mantener desinformadas, Twitter no está permitido en China y los estudiantes se preguntan por qué. Las restricciones de información en China provocan que los nuevos jóvenes duden del gobierno.
Esta tensión no se puede mantener a largo plazo, de hecho este año hemos sido testimonios de lo que la juventud reprimida puede lograr, tal vez en China no se pueda acceder al Twitter pero de mantenerse la tensión, otros medios podrían surgir.

0 comentarios:

Publicar un comentario