China cumple 90 años de comunismo






Las banderas rojas continúan ondeando en el país comunista que desafió todas las especulaciones y es la prueba viviente de que el comunismo como sistema económico en verdad podía funcionar. El partido comunista cumple 90 años de gobernar en China a la par que se convirtió este año en la segunda mayor potencia económica. Pero ante toda la gloria de la nación surge una duda ¿Podrá China mantener su lugar?

Claro está que no se deja de lado las severas críticas que recibe la nación respecto a derechos humanos y las condiciones de vida del grueso de la población, aun así el milagro chino es incuestionable. Pero la verdadera prueba serán los próximos 10 años antes de que cumpla su 100 aniversario: deberán de probar que el sistema es capaz de elevar los estándares de vida manteniendo la mano de obra barata y finalmente derribar los últimos muros que la mantienen aislada del resto del mundo.

China decidió celebrar sus 90 años con una serie de eventos que tendrán lugar en toda la nación y en los que reforzarán el espíritu nacionalista: se editarán nuevos libros de historia que remarcarán la gran labor del gobierno en los últimos 30 años, habrá programas televisivos alusivos al gran sistema, por no mencionar la inmensa propaganda que será distribuida por la radio y el periódico. Incluso se lanzará un largometraje producido por el gobierno titulado El inicio del Gran Renacer (Beginning of the Great Revival por si gustan buscarla).

¿El mensaje? Probar que el Comunismo salvo a China. Aunque eso es un poco cuestionable, no se puede olvidar el periodo entre 1958-61 en el cual millones de personas murieron de hambre o el conflicto de Tian’anmen en 1989. Estos eventos han marcado una brecha en la cual las nuevas generaciones dudan del gobierno y empiezan a exigir. China deberá hacer algo más que solo regalar banderas para convencer a su población que el Comunismo debe perdurar

0 comentarios:

Publicar un comentario