¿Qué es el libre mercado?






El libre mercado se refiere a un sistema económico en el cual no existen barreras que limiten la acción comercial. Se caracteriza por la ausencia de tarifas, requerimientos de licencia, subsidios, uniones comerciales o cualquier otro tipo de regulación  o prácticas que interfieran con el funcionamiento natural del mercado.

Además, cualquiera puede participar en el mercado. En un mercado libre no existen barreras regulatorias para entrar, pero sí pueden existir barreras competitivas. Esto es, no hay regulaciones para definir quién puede entrar o no, pero debido al alto nivel de competencia, por más que uno intente entrar, puede que no tenga éxito.

Para entender mejor qué es el libre mercado, pasaré a explicar qué es su contraparte, el mercado cerrado. Este es un mercado con regulaciones prohibitivas que restringen la actividad comercial.
Pese a que en definición es fácil ubicar qué mercados son libres y qué mercados son cerrados, en la realidad se encuentra que hay mezcla de los dos. Sin embargo, usualmente se suele identificar que los mercados abiertos se ubican en países liberales mientras que los cerrados en países autoritarios.
Pese a que la idea de un mercado libre suena muy beneficioso, no siempre es lo más adecuado.

Economistas como Keynes identificaron fallas en el mercado abierto, pues este no atiende a problemas sociales como el desempleo, la pobreza, servicios públicos o derechos de los trabajadores. Es por ello que muchos economistas son de la idea de que el gobierno debe intervenir en el mercado para proteger a los desamparados. 

0 comentarios:

Publicar un comentario