¿Qué hacer ante el dilema de Estados Unidos?






El próximo 2 de Agosto es la fecha límite para que Estados Unidos de una respuesta a los organismos calificadores, aún así esto no asegura que la calificación crediticia, que hasta hoy ha sido perfecta, pueda ser reducida de su “AAA”. Lo cierto es que esta situación ha mantenido a la baja a las bolsas de todo el mundo la última semana y es que la solución (o su no solución) traerá serias consecuencias a la economía mundial.

El límite de la deuda pública deberá ser aumentado, o por lo menos Estados Unidos deberá realizar los pagos por los que está comprometido. Algunos organismos como Berkshire Hathaway han opinado que difícilmente Estados Unidos incumplirá en los pagos, sin embargo no descartan la posibilidad de que Estados Unidos o bien no logre tener una resolución para el 2 de Agosto o que esta no sea convincente para el organismo calificador y aún así se reduzca la calificación de Estados Unidos.

El panorama es negativo de forma general y es que en caso de que Estados Unidos no de una solución satisfactoria su moneda se devaluaría y empujaría aún más el precio del oro generando burbujas de gran volumen en una economía mundial que apenas estaba sanando de la crisis.

0 comentarios:

Publicar un comentario