El FMI rebaja las perspectivas de crecimiento de Europa y Estados Unidos







La agencia italiana de noticias ANSA ha publicado en su edición del lunes el borrador del informe  sobre el Panorama Económico Mundial del FMI a ser presentado en la próxima reunión a finales de septiembre, donde el organismo especializado de las Naciones Unidas sugiere las perspectivas de crecimiento de las economías del mundo. Dicho informe rebaja una decima (0,1%) la perspectiva de crecimiento de la economía mundial al disminuir la previsión del 4,3% a 4,2% en 2011. A su vez confirma que la crisis conomica en Europa y Estados Unidos, de momento, está lejos de terminar y es que el FMI ha rebajado también en una decima (0,1%) el crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto) esperado de los países de la Zona Euro y nueve decimas (0,9%) el crecimiento de los Estados Unidos. 

La peor librada sin dudas de los resultados de este informe es la economía estadounidense y el gobierno de los Estados Unidos que a pesar de las inyecciones monetarias y las medidas de austeridad no logra el resurgimiento de su economía. El FMI detalla que el crecimiento del PIB estadounidense esperado para este año será del 1,6 % en contravía con lo sugerido en junio donde lo calculaba en 2,5%, la noticia llega después que el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke descartará la posibilidad de un nuevo estimulo monetario. El FMI recomienda al gobierno Obama reducir el déficit y advierte de los problemas que traería los conflictos partidistas ya vistos en el congreso de los Estados Unidos para la economía del país.

La situación para Europa tampoco es muy alentadora, la previsión del crecimiento del PIB para los países de la Zona Euro ha sido rebajada una decima (0,1%) pasando del 2% al 1,9% para este año, esto debido primordialmente a los problemas financieros y de los déficits de las economías de países como Grecia, Irlanda, Portugal, España y la preocupante situación de Italia cuyo PIB se ve rebajado del 0,10% esperados al 0,8%. El informe recomienda al Banco Central Europeo mantener las tasas de interés e intervenir en los mercados antes mencionados que amenazan la estabilidad de la economía de todo el continente.

Las perspectivas para España por su parte dan cuenta de una disminución de una decima (0,1%) en la previsión del crecimiento del PIB y lo sitúa en un 0,7% para el año el curso y 1,3% para el 2012. Esta noticia se da mientras se adelanta un polémico acuerdo entre los dos partidos mayoritarios (PSOE y PP) para una reforma exprés  de la constitución que garantice el equilibrio fiscal a mediano plazo y que mejore las calificaciones de la deuda soberana del país. A esto se suma la última medición del desempleo en el país que mide en un 21% el paro nacional.

Nos esperan unos meses de final de año en que la atención estará centrada en la habilidad de los gobierno en pactar la reducción del déficit fiscal y en el control de las tasas de interés por parte del BCE y la Reserva Federal con el objetivo de lograr remediar la crisis económica y conseguir mejorar las perspectivas económicas de cara al 2012.

0 comentarios:

Publicar un comentario