Europa busca cerrar gradualmente sus fronteras






Francia e Italia son dos de los países que más han alzado su voz respecto al tema de fronteras más reguladas para evitar el libre tránsito de extranjeros. Lo que hace más de dos décadas comenzó como el proyecto de la actual Unión Europea no solo está pasando por una crisis económica sino también por una política, los países ya no están del todo de acuerdo en las medidas de la moneda común y el libre paso entre los países.
La Unión Europea cuenta con 27 miembros los cuales desvanecieron sus fronteras internas y solo necesitaban una externa para mostrar al mundo el poder de la unidad. La gente puede aún hoy en día transitar libremente sin hacer largas filas entre un país y otro, sin necesidad de mostrar pasaportes ni declarar productos en las aduanas sin embargo todo esto podría cambiar en los próximos años.
El tratado de Schengen estipula el libre paso entre los países de la comunidad europea, sin embargo esta libertad está trayendo como consecuencia la entrada de flujos masivos de inmigrantes, sobre todo del norte de África.
Países como Francia e Italia buscan que esta ley sea modificada para que existan regularizaciones al respecto, y esperan en el proceso poder dar solución rápida a los más de 30 mil migrantes que se encuentran retenidos dentro del país a falta de documentos.
La decisión de estos países ha sido fuertemente criticada pues rompe con el espíritu de soberanía y aboga por intereses particulares de acuerdo a distintos especialistas.

0 comentarios:

Publicar un comentario