¿Cómo funcionan la oferta y la demanda?







Es bien sabido que el punto intermedio de la demanda y la oferta es el punto de equilibrio. Sin embargo, es poco usual que esto suceda, pues hay movimientos en la demanda y la oferta que hacen que las líneas se desplacen. Catástrofes naturales, plagas o crisis pueden hacer que la oferta o la demanda disminuyan. En cambio, cambios tecnológicos, un aumento en los salarios o periodos de estabilidad pueden traer un crecimiento. Usualmente tras estos cambios la oferta y la demanda se vuelven a ajustar.

Cuando la oferta es superior a la demanda, hay una sobreproducción de un bien o servicio. Esto quiere decir que se vende más de lo que el mercado consume. En consecuencia, las empresas se ven obligadas a reducir el precio del producto para que se venda más, o que varias empresas cierren y se reduzca la producción, regresando de nuevo a una estabilidad.

Por el contrario, si la oferta es menor que la demanda, se producen menos bienes o servicios de los que el mercado pide. Esto trae como consecuencia un aumento en los precios, que por un lado alienta a varias empresas produzcan más, y disuade a los compradores de adquirir el producto, reduciendo la demanda, y regresando a la estabilidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario