En Francia, un tercio de los asalariados quiere renunciar







De acuerdo a un estudio de de la oficina del consejo en recursos humanos Mercer, un tercio de los asalariados quiere renunciar en la empresa en la que trabaja, un cambio inédito: más del 57% en relación al 2007 quiere cambiar de empleo.

La mitad de los asalariados temen un “resentimiento de fuerte apego” a la empresa. La baja de satisfacción en el trabajo explica en parte este fenómeno. De acuerdo al sondeo, la tasa de salarios considerados como “satisfactorios” pasó de 72 a 57% entre 2007 y 2011.

De acuerdo a Eric Sarrazin, la crisis es la responsable de esta decepción. “Con la crisis, [las empresas] han racionalizado su organización para ser más eficaces. El otro lado de la moneda es que los asalariados tienen la impresión de haber perdido autonomía, que disponen de menos margen de maniobra en el trabajo, y esto evidentemente tiene un impacto sobre el interés de sus actividades.”

Pero este deseo de dejar la empresa puede parecer paradójico cuando el miedo a perder el empleo es más fuerte que nunca. La muestra reflejó un miedo compartido por 65%, 12 puntos más que en el 2007.

0 comentarios:

Publicar un comentario