Entendiendo la inflación








La inflación es el crecimiento sostenido del nivel general de precios en bienes y servicios. Es medido como un incremento porcentual anual. Mientras la inflación aumenta, el poder adquisitivo de la moneda disminuye.

El valor de una moneda no permanece constante cuando hay inflación. Este es medido en términos de poder adquisitivo, que se refiere a los bienes tangibles que se pueden comprar con ese dinero. Cuando la inflación sube, hay una baja del poder adquisitivo. Por ejemplo, si un paquete de goma de mascar costaba $1 antes de la inflación, y la inflación es del 2%, ahora costaría $1.2. El efecto contrario a la inflación es la deflación, cuando el nivel general de precios baja.

Las leyes de la oferta y la demanda pueden explicar cómo se dan diferentes tipos de inflación. Por un lado, se puede dar la inflación por exceso de demanda. Cuando hay mucha de manda de bienes escasos, es decir, cuando hay más demanda que oferta, los precios tienden a subir. Por otro lado, también se puede dar una inflación por medio de la oferta, cuando la producción se vuelve más costosa y las empresas tienen que aumentar el precio de sus bienes o servicios para mantener las ganancias. 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen punto ya que mi pais solo tiende a usar Inflacion...

Publicar un comentario