La importancia de la creación de empresas para la economía






Claves de una nueva realidad que está dándose en todo el mundo, el fomento de la innovación y también del emprendimiento se ha transformado en un pilar fundamental de una modalidad empresarial emergente a través de las empresas con base tecnológica o startups, un camino de acción hacia un modelo productivo eficiente.

De esta forma y con el objetivo principal de fomentar la creación de empresas que recorran un camino con menores obstáculos y puedan convertirse en el futuro en negocios de marcada solidez, creadores de empleo y que se destaquen en sus respectivos campos, existen algunos inversores que apuestan a una nueva economía globalizada.

Si bien es cierto que aún queda mucho camino por recorrer, no menos cierto es que el desarrollo de este tipo de negocio ya se encuentra en marcha, faltando aún la toma de medidas que ayuden a la creación de nuevas empresas, un plan que es necesario desarrollar tanto en a medio como en el largo plazo, si se desea cambiar el rumbo y transformar los negocios en rentables y atractivos para los inversionistas.

Fomentar la vocación emprendedora, sobre todo en los jóvenes profesionales que estén dispuestos a invertir tiempo y esfuerzo para comenzar e impulsar negocios que darán nacimiento a mejores empresas es fundamental para un futuro más previsible y con menos sobresaltos.

La economía ha cambiando y también lo ha hecho el empleo tradicional, trayendo en un primer momento alarma y desasosiego pero siendo el punto de partida para un planteo diferente en relación a los valores que las personas van adquiriendo desde la infancia, donde el prestigio de los que se atreven a emprender e innovar va haciéndose más fuerte cada día sobre todo cuando ganan notoriedad pública aquellos que han logrado crear un negocio rentable y sólido.

La atracción de inversores privados para financiar proyectos que demuestren tener potencial es fundamental ya que los esfuerzos realizados por las administraciones públicas no son suficientes y por ello, ya están viéndose en algunos países la creación de fondos mixtos integrados por dinero público y privado destinados a invertir en Venture Capital con una rentabilidad adicional exclusiva para el inversionista privado.

Aún queda un largo recorrido donde nuevas legislaciones serán necesarias como también una voluntad política para la creación de medidas que tiendan a favorecer a los nuevos emprendedores y dar un impulso importante a la denominada nueva economía como un modelo productivo que ocupe un lugar importante hacia un fututo menos incierto.

0 comentarios:

Publicar un comentario