Italia venderá sus palacios y así reducirá la deuda pública





El gobierno italiano acaba de anunciar que pondrá a la venta unos trescientos cincuenta inmuebles históricos, todos ellos propiedad del Estado y que en la actualidad se encuentran vacíos, con la finalidad de lograr reunir entre 15.000 y 20.000 millones anuales de euros y reducir de esta forma la deuda pública.

Hasta ahora se han realizado ciertos recortes en el gasto público como el cierre de más de treinta tribunales, además de la introducción del impuesto sobre la vivienda, una reforma dentro de mercado laboral y el sistema de pensiones.

Pero todo esto no es suficiente para hacer frente a la deuda de 1,9 billones de euros, razón que la ha llevado a que al igual que España los mercados duden de su solvencia. El gobierno deberá dar un freno al aumento de un peso que se pone cada vez más difícil de llevar adelante. 

Por ello, y para evitar más rebajas de las agencias de calificación de deuda, es necesario un trabajo serio demostrando seriedad ante los inversores.  

De esta forma y luego de varios diagramas diferentes una de las soluciones consiste en colocar a la venta diversos inmuebles propiedad del Estado.




Así, Roma tiene inmuebles con factibilidad de ser vendibles por unos cuarenta y dos mil millones de euros y a pesar que el momento para esta decisión es poco favorable ya que los negocios dentro del sector inmobiliario han tenido una fuerte caída, no sería esta la primera ocasión que Italia intenta recaudar dinero a través de la liquidación de sus palacios, a pesar que en anteriores oportunidades no le ha ido bien con este tipo de planes.

Sin embargo, algo diferencia la actual situación y es el hecho que los inmuebles se encuentran vacíos y por ello se especula con el hecho de ser una propuesta atrayente para las firmas que tienen perspectivas de abrir una sede en un lugar con prestigio e historia, como por ejemplo el famoso Castillo Orsini en Soriano al Cimino.

En la región de Lazio, construido en el siglo XIII o el palacio Diedo en Venecia, que data del siglo XVIII y que se encuentra ubicado en pleno barrio Sestiere Esta puede ser la forma, según Monti de evitar el rescate y también el someterse a compromisos que podrían hacer peligrar la situación política del país.  

0 comentarios:

Publicar un comentario