El fisco alemán investiga al Deutsche Bank





El fisco alemán investiga al Deutsche Bank por una supuesta trama de evasión de impuestos. A pesar de ser una de las entidades financieras más importantes e influyentes que existen en el mundo, está siendo investigado por una extraña conexión que lleva a pensar en una gran trama de evasión fiscal.

Según lo publicado por el diario de Múnich Süddeutsche Zeitung los organismos fiscales británicos hicieron una advertencia a la dirección local del banco situad en Londres sobre una posible implicancia de sus empleados en prácticas totalmente ilegales con certificados de emisión de dióxido de carbono.

Por ello, hace un par de semanas atrás la Fiscalía de Francfort realizó una operación a gran escala en la sede del banco en la que participaron medio millar de funcionarios de Hacienda y también de la policía, realizando registros y terminando con el arresto de cinco personas.

Por su parte la oposición socialdemócrata (SPD) dio su total apoyo al primer ministro regional criticando fuertemente “el error de quienes se creen por encima de la ley”.


Durante década el Deutsche Bank, fue una verdadera perla financiera perteneciente a la gran empresa alemana, que ahora se encuentra sufriendo un serio desgaste a causa de estos escándalos, que tuvieron su inicio en 2010 pero que en ese momento no llegaron a ningún tipo de solución.

Las sospechas contra la entidad financiera fueron haciéndose más cristalinas durante un gran proceso que se llevó a cabo contra los seis principales implicados en la denominada mafia del CO2 que estafó en cientos de millones de euros nada más y nada menos que al propio fisco alemán.

En la época, la maniobra es comprar certificados de emisión de dióxido de carbono fuera de Alemania ahorrándose el IVA y después los vendían dentro del país y cobraban el impuesto pero no lo transferían a Hacienda.

Simultáneamente los certificados cambiaban de propietario varias veces dentro del territorio alemán hasta que por fin salía del país y se vendían nuevamente.

Ahora, todo comienza nuevamente y la policía ha vuelto la semana pasada a la sede del Deutsche Bank con otra orden de registro trayendo como corolario la ruina de la reputación del Deutsche Bank.

0 comentarios:

Publicar un comentario