Incierto 2013 con un mínimo crecimiento





A solo unos días de haber comenzado el 2013, varios países de Europa, entre ellos España, lo ven como un año incierto en lo que a la economía y el crecimiento se refiere. 

Muchas dudas, varias amenazas y riesgos que aún no es posible medir no permiten que la lectura sea la de un año optimista, teniendo en cuenta que el punto de partida no ayuda demasiado. 

La eurozona nuevamente en recesión, según el último ejercicio, sumándose a esto un menor crecimiento por parte de India y China, modificar y dar una nueva dinámica a la economía llevará un lapso de tiempo extenso con un crecimiento global muy débil como pronóstico para 2013. 

Este panorama incierto trae como consecuencia una gran dificultad para la creación de empleo afectando también a países emergentes y según los especialistas en economía la primera mitad del año dará prácticamente como una pérdidas.


Mientras persistan la incertidumbre política y el fantasma de un escenario aún más oscuro el crecimiento se verá afectado en la primera parte de este año, de allí la importancia de poder derivar en un escenario más claro que permite encaminarse hacia un 2014 con mayores augurios de crecimiento. 

Más allá de las previsiones para el próximo ejercicio, ya existe un debate que está tomando forma entre los analistas internacionales y económicos que se hace grandes cuestionamientos sobre el 2013. Por el momento y teniendo en cuenta que las economías no lograr retomar un crecimiento sostenible y razonable las preguntas son difíciles de responder. 

Sin dejar de lado el problema del desempleo y el hecho que casi cincuenta mil españoles han encontrado trabajo pero no en su país sino en Alemania, según un informe sobre el mercado laboral que marca además que los perfiles más demandados son los de profesionales cualificados para abastecer a su potente sector industrial. En este sentido y para todo el 2013 se prevé una situación estable en el mercado laboral germano.

0 comentarios:

Publicar un comentario