La crisis europea da una tregua





Desde hace varios años la crisis que azota a varios países europeos daba la impresión de no tener forma de ser detenida. Sin embargo, parece haber decidido dar una tregua que se refleja en mercados más serenos, gracias a diferentes factores que vuelven a dar un poco de optimismo después de tanto tiempo de pesimismo. 

Así, las tasas exigidas a países como España e Italia, han disminuido a niveles razonables y también las declaraciones de varios responsables políticos parecen haber contribuido a devolver a la UE ese optimismo perdido. Esto se ha reflejado en las afirmaciones realizadas hace un par de días por José Durão Barroso, titular de la Comisión Europea (CE): "La amenaza que pesaba sobre el euro quedó disipada". 

Un día antes de esta declaración la calificadora Standard & Poor's afirmaba que "2013 podría ser el año del cambio en la crisis de la zona euro", y que la unión monetaria "podría salvarse de sus problemas de deudas", algo muy diferente a los sucesos de hace un año atrás, cuando la agencia solo imponía malas calificaciones a los países de la zona euro, exigiendo una acelerada reducción del déficit público. 

Afortunadamente el ambiente está dando muestras de cambios y los inversores parecen haber recuperado un poco la confianza con signos que son por demás alentadores que se reflejan en noticias como que la tasa exigida para la deuda española a diez años cayó por debajo del 5% por primera vez desde marzo de 2012, en tanto que el euro alcanzó niveles excelentes frente al dólar. 


Para presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, el panorama se percibe como más alentador con una estabilización visible de la macroeconomía de la zona del euro y según sus dichos el 2013 debería traer una reactivación económica progresiva debido al retorno de capitales y la reducción de tasas de interés para algunos países en dificultad. 

A pesar que la situación actual se encuentra aún marcada por un importante grado de incertidumbre ya que es necesario que los mercados financieros se estabilicen, las proyecciones son optimistas. 

 Según las declaraciones de Draghi al término de una reunión del comité político del BCE, es temprano para cantar victoria y por ello invitó a los responsable políticos a continuar con sus esfuerzos en pos de un saneamientos de las finanzas públicas y mejorar la competitividad, aprovechando para recordar a los bancos la necesidad de sanear sus balances.

0 comentarios:

Publicar un comentario