España y la deuda pública en 2012





Cerrando el año 2012 el balance de la deuda pública de España es sorprendente, sobre todo teniendo en cuenta que pasó de 736.468 millones en 2011 a 882.339 millones en el año 2012, mostrando un incremento de 400 millones de euros al día. 

Estas cifras increíbles representan el momento que atraviesan hoy las finanzas públicas del país, con una Administración en la que egresa más de lo que ingresa y de allí que deba recurrir a endeudarse para sanear las diferencias, sumándose a esto el plan de pago diagramado para pagar a proveedores que sumó otros veintiocho mil millones a la deuda ya existente, sin contar los cuarenta mil millones que recibió España como rescate por parte de Bruselas.

Sin embargo, y a pesar de estas cifras increíbles España tiene una deuda inferior a la media de Europa y de países como Francia, Inglaterra, Grecia, Portugal e Irlanda. 

En cualquier caso lo que más preocupa es el crecimiento acelerado de esa deuda ya que históricamente solo en dos oportunidades se registró un incremento tan importante en la historia del país y en especial el hecho que este aumento se da en un contexto en el que los mercados ven con bastante recelo a España. 


Por el momento la deuda privada es superior a la pública pero los especialistas han lanzado su alerta sobre lo que llaman como efecto expulsión (crowding) que ante la gran necesidad de financiación que necesita la Administración genera que el sector público monopolice el ámbito del mercado de crédito no permitiendo que accedan a él las empresas y los particulares. 

Por ahora, la realidad muestra que el endeudamiento público seguirá en aumento siempre y cuando tanto el Estado como las comunidades y la Seguridad Social además de los Ayuntamientos continúen gastando más dinero del que ingresa a los cofres públicos. 

Asimismo, otro punto que puede hacer más crítica la situación es el hecho que el pago de los intereses de la deuda se encuentra en primer lugar sobre cualquier otro gasto, algo que limita la proyección o planificación de otras alternativas.

0 comentarios:

Publicar un comentario