La venta de cigarrillos sigue bajando por la crisis





La venta de cigarrillos sigue bajando por la crisis, llegando a mínimos históricos después de caer un 11,4% en 2012, ocurriendo algo similar con la picadura de pipa que se han reducido en un 36% en el mismo período. 

La crisis económica trae consecuencias que afectan a diversos rubros dentro del mercado y en el caso del sector tabacalero, durante 2012 se ha registrado la cifra más baja de ventas desde el año 1989. 

Además de la crisis,  también ha contribuido profunidando esta fuerte baja de la venta de cigarrillos, las modificaciones en los impuestos que gravan el tabaco, produciendo así una importante aumento en los precios. 

Dentro de este panorama se destaca sin embargo, un aumento de un 28% en las ventas del tabaco de liar, que según los trabajos publicados por Centro de Investigación y Control de la Calidad del Instituto Nacional del Consumo, es más perjudicial para la salud de los consumidores que los cigarrillos convencionales. 

En este contexto y a largo plazo el mayor consumo del tabaco de liar también puede influir en la economía y sobre todo en el sector de la salud pública, si se tiene en cuenta que este tipo de producto posee hasta un 70% más de nicotina de la permitida en los cigarrillos convencionales, además de altos porcentajes de monóxido de carbono y alquitrán. 

Con la aparición de la Ley Antitabaco las estadísticas mostraban que el consumo de cigarrillos había descendido de forma relativamente importante, sobre todo por las restricciones implementadas como la prohibición de fumar en lugares públicos, bares y restaurantes, sumándose a todo esto el incremento de los precios, siendo una constante el descenso del consumo en los últimos cinco años. 


El sector tabacalero sufre así un duro revés en sus ventas año a año y a pesar que algunas marcas siguen manteniéndose como las más vendidas, muchas personas han decidido aprovechar este aumento de precios del tabaco para intentar dejar de fumar a través de diferentes métodos, siendo uno de los más utilizados los Parches de nicotina como una de las alternativas más eficientes, fáciles de usar y discretos, además de tener un precio asequible. 

Asimismo, el ahorro en el presupuesto familiar que genera dejar de fumar supone otro incentivo para dejar este hábito, en una época de crisis económica profunda como la que se vive desde hace varios años, extremo éste basado en los números de un estudio de Pfizer, compañía líder en investigación biomédica, que concluyó que dejar de furmar supone economizar 570 euros después de seis meses, sin dejar de lado el motivo principal como es el de la salud. 

Es de destacar además, el hecho que las principales tabacaleras aplicaron un incremento de precios de entre 15 y 20 céntimos por paquete de cigarrillos, llevando así el gasto medio de un fumador en torno a unos 1600 euros anuales, un monto importante teniendo en cuenta los tiempos que se viven.

Las ventas de tabaco se encuentran, según Hacienda, en  caída libre  y con el agravante que el consumo de tabaco de contrabando ya se establece en un 12% del total trayendo como consecuencia una merma de mil millones anuales a las arcas del Estado, un nuevo problema que se suma a la crisis ya existente.

0 comentarios:

Publicar un comentario