Caso Bárcenas y el pensamiento de la ciudadanía





El caso Bárcenas ha sido uno de los principales temas de los medios de comunicación en las últimas semanas cuando de escándalos de corrupción se habla, con una postura por parte de los dirigentes del PP de expectativa que prevén sin embargo que algo sucederá en un tiempo no muy lejano que puede agudizar el problema. 

En tanto, las explicaciones que ha dado el PP sumado a un incesante intercambio de demandas y acciones judiciales solo se ha traducido en incredulidad por parte de la población pero también en la creencia que Bárcenas tiene pruebas que comprometen a la cúpula del PP y de allí que más de un 50% de los votantes espera otro escándalo en poco tiempo. 

Los afectados antes una situación semejante serían Rajoy, Dolores de Cospedal y Carlos Floriano, personajes ubicados en las esferas más altas de la cadena de mando del PP. Asimismo y siempre según las encuestas realizadas por Metroscopia, un 82% de la población tiene certeza que el ex-tesorero chantajea al PP con importante información que posee gracias al cargo que ocupara hasta hace poco tiempo. 


Las encuestas realizadas por Metroscopia reflejan la dura crítica que hacen los propios votantes a los dirigentes miembros del Gobierno comenzando por el propio Rajoy. Así, en la actualidad el balance negativo inclusive entre los propios ciudadanos que votaron en su momento al PP es grande, a pesar que aún siguen respaldando los dichos de Rajoy que continua no admitiendo el hecho de los sobornos que también lo salpicaran cuando el escándalo salió a la luz. 

Gran parte de la población española piensa que la investigación no terminará en un plazo razonable y esto se debe en gran medida a que existe una gran dificultad para llegar a lo más profundo del caso, sobre todo por una excesiva burocracia en el papeleo, plazos excesivamente largos para los interrogatorios sumado al temor de los jueces. 

 En el caso de la ministra Ana Mato ya es hoy la peor valorada, incluso por sus propios votantes y a un año de la condena de Baltasar Garzón, quien fuera el primer instructor de Gürtel, la población cree hoy que la misma fue injusta y todo fue parte de una maniobra tendiente a apartarlo del caso.

0 comentarios:

Publicar un comentario