Seis millones de parados, el mayor drama de España





Por primera vez en la historia el paro en España apunta a seis millones de personas durante el primer trimestre de 2013, según lo ha informado la Encuesta de Población Activa con un total de parados que se ha incrementado con un número que impacta de 237.400 personas que han perdido sus empleos.

Asimismo, la ocupación tiene una clara tendencia a disminuir y en concreto ya lo ha hecho con 71400 personas en el empleo público debido al fuerte impacto de los recortes del gasto y los importantes ajustes que se han realizado contra un déficit que parece no tener un techo.

Los más perjudicados son los jóvenes menores de 25 años y las previsiones son poco alentadoras ya que la destrucción del empleo continuará durante este año con una cifra marcada por el número de hogares en los que todos sus miembros están desocupados, creciendo en un 4% con relación a diciembre de 2012 con familias que carecen de cualquier tipo de ingreso.

Así, hoy es posible ver un mercado laboral que sigue siendo castigado con una segunda recesión económica que atraviesa España en los últimos tres años con falta de oportunidades que también han llevado a miles de inmigrantes a retornar a sus países originarios además de la salida del país de mucho españoles en busca de nuevos horizontes y posibilidades laborales.

Toda esta situación es el sustento de un clima social exacerbado con manifestaciones constantes en contra de las políticas implementadas que suman a los recortes constantes la suba de impuestos.


Cabe recordar además la reforma laboral que el gobierno implementara hace más de un año y fue en su momento muy cuestionada por la oposición ya que se abarataron las condiciones de despido tratando de favorecer contratos con mayor flexibilidad, algo que por lo visto y a pesar de los argumentos del gobierno no ha dado resultados satisfactorios.

Varios sectores exigen al gobierno un cambio en la política económica entre ellos las Organizaciones sindicales y políticas que demandan urgentes rectificaciones ya que según un comunicado del CC.OO advirtió que “no se pueden seguir separando las directrices económicas de las políticas laborales, pues hasta que no haya un cambio en las primeras no se volverán a generar puestos de trabajo”.

En tanto que para la UGT, el principal déficit de España no es el público sino el empleo y por ello el sindicato emplazó al gobierno de Rajoy a revertir sus medidas de austeridad y encaminarse hacia un pacto fruto del diálogo social que implique la recuperación económica y el empleo.

0 comentarios:

Publicar un comentario