Importancia de la formación para trabajar en empresas privadas o públicas





Durante las últimas décadas ha sido notable la evolución que en forma sostenida se ha evidenciado sobre la importancia que tiene la formación continua de aquellos que desean evolucionar y crecer profesionalmente dentro del ámbito de las empresas privadas como públicas.

En ocasiones, la rutina diaria y la falta de tiempo lleva a muchos trabajadores a dejar de lado algo tan importante como mantenerse al día en relación a sus conocimientos, ya que si bien es cierto que la experiencia adquirida en el día a día ayuda mucho a cumplir las expectativas marcadas la capacitación constante es una excelente inversión a largo plazo.

Por otra parte, quienes deciden continuar formándose en sus profesiones ya sea que ejerzan una actividad en grandes, pequeñas o medianas empresas privadas o públicas estarán sumando un valor agregado a sus antecedentes.

Estar al día con las nuevas tecnologías, idiomas, gestión financiera o de Recursos Humanos es indispensable en un mercado tan competitivo como el laboral. Mejorar aquello que ya se domina y consolidar conocimientos o adquirir nuevos sobre temas que se conocen superficialmente es de vital importancia para los trabajadores, inclusive aquellos que tienen una cierta estabilidad por encontrarse dentro del personal de una empresa pública.

En la actualidad existen diversas opciones de capacitación tanto para aquellos que desean prepararse para su primer empleo para para trabajadores que deciden que la formación es esencial para estar actualizado y tener mejores perspectivas en el futuro.

Así, el cursar los dos años de técnico superior en administración y finanzas no solo es una excelente opción como base sino que además brinda la posibilidad de cursar posteriormente cualquier otro ciclo formativo de grado superior universitario.


Quienes obtienen este título pueden tanto ejercer su actividad en grandes, medianas o pequeñas empresas del sector público o privado, sobre todo en el área de servicios y administraciones públicas desempeñando diversas tareas de tipo administrativo o de asesoramiento relacionadas con el área comercial, laborar, fiscal y contables de las empresas.

Como técnico superior en administración y finanzas es posible además, trabajar de forma autónoma y realizar la gestión de la propia empresa o postularse para ingresar como personal administrativo de oficina, financiero, contable o de asesorías jurídicas, atención al cliente y ocupar también un puesto en la Administración Pública.

La metodología de estudio es otro atractivo especial, ya que es posible optar por diferentes modalidades, desde la “Online”, asistiendo a clase en directo a través de un Aula Virtual, con disponibilidad de materiales, profesores y coordinador personal, la modalidad "Plus" que ofrece un porcentaje de formación online al que se suma otro directamente en una empresa, o la “Modalidad Presencial” con asistencia regular a las clases que permite un contacto directo con profesores que permite hacer consultar y disipar dudas.

Los beneficios que trae aparejada una buena formación profesional y su actualización constante favorece tanto al trabajador como a la empresa pues equilibra la igualdad de oportunidades, la promoción profesional y personal, lograr metas individuales y elevar el nivel de satisfacción en el puesto de trabajo de que se trate.

0 comentarios:

Publicar un comentario