Prejuicios y creencias limitadoras sobre el empleo





Los prejuicios y las creencia limitadoras se encuentran asechando en todos los ámbitos de nuestra vida, pero en realidad no son más que parte de una especial programación personal y mental formada por experiencias, aprendizajes y valores que solo sirven para poner límites a nuestras ambiciones o deseos.

Estos prejuicios y creencias limitadoras también pueden traernos problemas cuando de buscar o conservar un empleo se trata ya que las mismas por lo general las hemos heredado de nuestros progenitores sobre todo si se trata de personas que trabajaron casi toda su vida en empresas totalmente diferentes a las que hoy operan en el mercado laboral.

Es necesario dejar atrás esas limitaciones ya que un proceso de búsqueda de empleo en realidad no existen errores sino oportunidades para aprender y cuando algo no sale tal como lo pensamos o esperamos no es necesario interpretarlo como un error que a la larga solo servirá para condicionar otras entrevistas de trabajo.

Saber seleccionar nuestras competencia y cualidades relevantes que le sirvan a un posible empleador ayudará a que tengamos una mayor seguridad a la hora de una entrevista laboral.


Algo recomendable es hacer una preparación de la entrevista de trabajo contando nuestra trayectoria y evitando tener que improvisar ante esa pregunta que en la mayoría de los casos solo lleva a las personas a contar a su posible empleador detalles que son totalmente irrelevantes.

Para preparar una entrevista de trabajo existen cientos de herramientas de coaching que nos pueden ayudar y brindar información sobre las típicas preguntas que suelen hacerse en este tipo de encuentros.

Ensayar y entrenarse para responder exactamente aquello que se desea transmitir al posible empleador ayuda a no comenzar a hablar cosas intrascendentes y hará más sencillo responder con sentido práctico y relevante las preguntas en la entrevista.

Prejuicios y creencias limitadoras sobre el empleo pueden ser la causa una o varias entrevistas laborales frustradas y solo está en nosotros el cambiarlo para evitar decepciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario