La revolución de los intra-emprendedores





Sin lugar a dudas la creación del propio empleo ha sido en los últimos años la opción de trabajo de aquellos que desconfían hoy que las tradicionales organizaciones puedan en el futuro mantener su puesto de trabajo creando incertidumbre para el futuro.

Así., un emprendimiento se transforma en la alternativa para aquellos que además de tener una iniciativa pueden hoy llevarla adelante dentro de las compañías para las cuales prestan servicios, denominados como intra-emprendedores que gracias a sus ideas y propuestas logran un generar un efecto transformador en su entorno laboral.

La revolución que proponen estos emprendedores es para aquellos que o bien aborrecen su carrera y también el lugar que ocupan dentro de una empresa y que en vez de hundirse en sus propias quejas deciden crear su propio empleo o transformarse en un emprendedor interno. Los intraemprendedores ya revolucionan muchas organizaciones tradicionales tanto por sus ideas rentables como por sus propuestas innovadoras que cambia el típico diseño interno de las empresas.

Sin embargo, un intra-emprendedor necesitará para llevar adelante su proyecto que la empresa para la cual trabaja fomente que la iniciativa pueda ponerse en marcha sin abandonar la organización.

Según Krista Walochik, presidenta consejera delegada de Norman Broadbent en España, este tipo de actividad donde están presentes la invención y la reinvención lleva hoy a muchas empresas a sobrevivir en los tiempos de crisis económica, sobre todo porque habla de la nueva forma de llevar adelante las cosas, contando con gente que tenga capacidad de innovar y hacer diferente la compañía brindándole un crecimiento y sostenibilidad en el tiempo.


Los especialistas aseguran que un intra-emprendedor puede generar cambios positivos en la empresa siempre que se encuentre con el entorno apropiado con una compañía que ofrezca oportunidades.

Por otra parte, la consigna debe ser clara por parte de la empresa y dejar establecido el rol de la organización y lo que ésta espera de el intra-emprendedor brindando además los recursos necesarios y fomentando el emprendimiento interno manteniendo la premisa de que “si la empresa crece, quienes trabajan para ella también lo hacen” Krista Walochik sostiene además que “los sistemas de gestión y evaluación del desempeño deben premiar a quien cuestiona el statu quo. Esto no puede resultar incómodo a la organización. Debe haber recompensas para quien genera la idea disruptiva, para la creatividad, la innovación y las nuevas formas de hacer las cosas”.

Asimismo, es indispensable que exista una recompensa para aquel que genera cambios a partir de una idea o proyecto que beneficia a la empresa, además de asegurarle al intra-emprendedor un entorno que favorezca su aceptación y que no lo mantenga aislado.

Según Julio Moreno, socio de Korn Ferry de la misma forma que un emprendedor siempre huye de asociarse el intra-emprendedor hace lo contrario y tiene la tendencia de rodearse de personas similares a él. 

Por último, la ventaja de un intra-emprededor sobre un emprendedor tradicional es que el primero cuenta con la ventaja de tener cubiertas sus necesidades básicas y de allí que dispone de mejores condiciones y recursos que aquellos que deciden comenzar un proyecto por cuenta propia.

0 comentarios:

Publicar un comentario