Comercio internacional una nueva fuente de empleo





La actual situación económica y financiera en el mundo ha llevado a muchas personas a comenzar con un emprendimiento propio, crear una empresa a partir de una idea de negocio o un servicio que es requerido por el mercado.

Un concepto general del término emprendedor describe al individuo que organiza y también opera una empresa o varias, asumiendo el riesgo financiero en el emprendimiento. Muchos emprendedores han comprendido que para ser exitosos en su nueva empresa deben primero tener en claro sus objetivos, realizar un plan de negocio y conseguir el capital necesario para comenzar, después de lo cual será necesario mantenerse al tanto de las novedades del mercado en el que se ha insertado y también seguir capacitándose. 

Por otra parte, y una vez que el negocio ha llegado a un cierto crecimiento muchos emprendedores se plantean como próximo objetivo acceder al mercado internacional con la posibilidad de proyectarse en un plan para exportar su producto o servicio.

Sin embargo, dar el paso hacia el mercado internacional requiere de una serie de conocimientos y allí surge la necesidad de contratar personal especializado en ciertas áreas como la de logística, marketing y la búsqueda de nuevos clientes en otros países, además de analizar posibles vías de financiación y generar las condiciones necesarias para un proyecto que sea sostenible en el tiempo.


De lo dicho se deducen dos posibilidades de trabajo y crecimiento, una para el empresario y otra para aquellos que necesitan insertarse en el mercado laboral, un objetivo que solo es posible a través de una capacitación adecuada que cubra las necesidades del potencial empleador que desea abrir nuevos mercados fuera de su país.

La capacitación se torna entonces indispensable para acceder a este tipo de trabajo que requiere de una especialización en diferentes temas, y para ello será necesario en principio realizar un curso de comercio internacional, herramienta indispensable para tener un visión completa de los ciclos operativos en ese ámbito.  
Este tipo de curso ofrece a quien lo realiza los conocimientos necesarios para realizar todo lo relacionado con la gestión aduanera, contratación del transporte hasta llegar a la etapa final de un negocio de este tipo que es la operativa bancaria internacional para realizar cobros y pagos.

Asimismo, es necesario tener en cuenta que, así como el empresario o emprendedor debe capacitarse y mantenerse informado quien trabaja para él también debe hacerlo y tener un perfil profesional que le permita ejercer funciones de responsabilidad dentro de una pyme, empresa consignataria o hasta trabajar para un operador de logística.

Un empresario que tenga como objetivo insertarse en el comercio internacional debe contar con personal que sea además ser capaz de contribuir al diseño de una operativa,  haga viable tanto la exportación como importación de bienes o servicios y sepa definir operativas para implantar una empresa o marca en otros mercados del mundo.

Una idea innovadora, un buen producto o servicio, sumados al capital necesario para poner en marcha el proyecto y contar con la ayuda de personal capacitado, son claves para el emprendedor que desea ganar un mercado fuera de su país, pero también para quien busca la oportunidad de insertarse en el mercado laboral que hoy más que nunca se ha transformado en un medio sumamente competitivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario