¿Por qué contratar un seguro de vida para tus hijos?





Existen 5 simples y resumidas razones básicas para contratar un seguro de vida a tus hijos:

  1. Seguridad. Probablemente la razón principal que tienen los padres a la hora de contratar un seguro de vida para sus hijos, su protección y seguridad. Cuando son jóvenes la mayoría de los niños están en muy buena salud, y eso hace que los niños puedan obtener las mejores coberturas. Si el objetivo es garantizar la seguridad de tus hijos, lo recomendable es obtener la mayor cobertura posible que tu bolsillo te permita. A estas edades las diferencias entre las grandes coberturas y los seguros de vida más baratos no es tan grande y suele merecer la pena intentar adquirir uno de un coste algo mayor.
  2. Bajo costo. Cuando compras un seguro de vida para tu hijo, te has asegurado ese coste durante unos largos años (los años que dure el contrato, o de por vida si el seguro es para siempre). El costo de un seguro de vida a partir de los 25 años aumenta notablemente. Y pueden variar mucho más con problemas de salud, incluso cuando los problemas son pequeños.
  3. Fácil de adquirir. Muchas pólizas de seguro no requieren ni siquiera un examen médico, incluso con grandes coberturas.
  4. Genética. Si un padre/madre es propenso a ciertos problemas de
  5. salud, el hijo/a es mucho más probable que desarrollo dichos problemas de salud. Actualmente las compañías de seguros no evalúan a los clientes por sus predisposiciones genéticas. La compañía podría no hacerlo, pero tu puedes. En otras palabras, si la diabetes, algún tipo de cáncer u otros problemas médicos tienden a ser predominantes en tus antecedentes familiares, sería mucho más importante y necesario adquirir un seguro de vida para tu hijo antes de que desarrolle cualquier tipo de indicio de que tienen ciertos problemas de salud. Incluso para algunas enfermedades que no es muy probable que aparezcan mucho más tarde (jóvenes adultos) asegurando la póliza pronto puedes garantizar bajas tasas incluso de por vida.
  6. Ahorrar para gastos futuros. Mucha gente no ahorra para los futuros gastos de universidad de sus hijos, sería lo correcto, pero no es factible para todo el mundo y es mejor asegurar una vida sana que guardar ahorros para ellos. Además, en el momento de alcanzar la mayoría de edad o cuando puedas gastarse los fondos ahorrados, podrán hacerlo si tienen acceso a ello, pero no si se han ido invirtiendo en el seguro de vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario