Créditos más flexibles para emprendedores





Acceder a un crédito aún sigue siendo algo difícil para los emprendedores españoles ha pesar de que existen algunas alternativas. Los tiempos más oscuros, con relación a los bancos, han quedo atrás y de allí que los autónomos o pequeños empresarios tienen la posibilidad de concurrir a ciertas entidades que ahora están dispuestas a echar una mano a las pymes.

Así el Banco Central Europeo ha decidido inyectar algo de liquidez a la banca por unos cuatrocientos millones de euros que deberán ser destinados a créditos dirigidos expresamente a las pequeñas y medianas empresa y familias. Según el consejero del Banco de España y Catedrático de la Universidad Pompeu Fabra, Guillem López Casanovas el efecto de esta inyección de capital debe ser inmediato y a pesar que el acceso al crédito bancario sigue aún siendo un poco complicado por las condiciones que se imponen que son bastante duras.

A pesar de la leve mejoría que puede verse en el mercado los empresarios autónomos no se muestran aún muy optimistas con respecto a conseguir financiación para sus proyecto, ya que el acceso para micro-empresarios sigue siendo una asignatura pendiente del país.


En el caso de bancos que han dado créditos durante el 2013 el Banco Popular lo ha concedido a más de treinta y cuatro mil empresas, mientras que el Banco Central Europeo (BCE) informó que en el periodo comprendido desde octubre de 2013 a marzo de 2014 las pymes tuvieron mayor acceso a los préstamos bancarios en España, con una tendencia que va en vías de evolución positiva respecto del año pasado, a pesar que aún están por debajo de los niveles óptimos.

En la actualidad tanto autónomos como pymes tienen problemas de liquidez y el cuello de botella se da en los créditos de menos de treinta mil euros que son precisamente los que precisan el 70% de los autónomos, existiendo por ahora pocos productos que se adapten a las necesidades reales de las pymes, siendo el reclamo más habitual el de nuevas alternativas de micro-financiación que ponderen más la viabilidad del negocio que la solvencia de la persona física.

La financiación privada puede ser la otra vía de obtener un crédito pero se necesita pasar por una evaluación crediticia y de riesgo, mientras que la ayuda pública pero siempre si se tiene un buen plan de negocio y una buena presentación, con algo que debe tenerse en cuenta y es que la aprobación del crédito depende de las entidades financieras colaboradoras.

0 comentarios:

Publicar un comentario