Jóvenes y la formación suficiente para trabajar





El 35% de los jóvenes en España, con edades entre 25 y 34 años, carecen de una formación mínima suficiente para trabajar ya que solo han conseguido graduarse como máximo en la Secundaria Obligatoria, sumándose a este que la tasa de paro juvenil en el país cerró en el 51,8% el año pasado. 

Estos datos surgen del Informe Intermedio Panorama de la Educación 2015 confirmando así que el sistema educativo de España transita hoy por un grave problema de formación educativa, algo que también ha sido constatado por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) en un análisis pormenorizado sobre esta cuestión.

Asimismo, cuando se hace un estudio de toda la población adulta que va de los 24 a los 64 años es posible comprobar que el 44% de los españoles solo llegó a cursar la Secundaria Obligatoria, un número que duplica las estadísticas de la UE y la OCDE.

El problema es importante ya que a menor formación más es el riesgo de paro y este informa no hace otra cosa que mostrar que el riesgo de desempleo sigue en la sociedad española siendo sumamente alto entre los adultos de un nivel educativo bajo.


En algunos países se ha podido identificar el problema del abandono temprano de la educación y formación como parte de uno de los mayores retos a nivel educativo. A pesar de que España ha logrado reducir el abandono en nueve puntos dentro de los últimos cinco años, sigue alejada de la media de la Unión Europea, por ello muchos expertos coinciden en que es necesario fomentar la inversión pública para la creación de guarderías reduciría el fracaso escolar y también la desigualdad social.

Por otra parte, como promedio el 14% de las personas que solo cuentan con formación básica están paradas en la OCDE, mientras que un 8% de bachilleres y con título de FP media y el 5% de los graduados superiores siguen la misma suerte.

A través de este y otros informes el mensaje es muy claro y se traduce en que los países que desean mejorar de forma inclusiva y sostenible su crecimiento económico y el progreso social deberán expandir sus sistemas de educación terciaria superior y también hacer un fuerte trabajo en la reducción de la tasa actual de personas jóvenes con niveles educativos muy bajos.

0 comentarios:

Publicar un comentario