Crowfunding para financiar pymes del rubro ocio





El crowfunding es un sistema de financiación que ha dado muy buenos resultados en los últimos años, sobre todo en las pymes del rubro ocio. Este tipo de plataformas son utilizadas por los emprendedores que no pueden obtener un crédito bancario, subvención o préstamo de dinero de familiares o amigos.

En la actualidad existen varias empresas radicadas en España que brindan la financiación necesaria a nuevos emprendedores a través de las plataformas de crowfunding. Sin embargo, las más beneficiadas son las pymes orientadas al rubro de ocio recreativo que logran obtener el capital necesario para llevar adelante su emprendimiento.

Este tipo de plataformas de crowfunding dirigidas a los emprendimientos de ocio recreativo han crecido un 70% en los últimos años, a pesar que la financiación mixta utilizando el crowfunding conjuntamente con el capital propio o un préstamo bancario sigue siendo hoy una de las opciones más utilizadas dentro de este sector.


Lo interesante de utilizar el crowfunding para proyectos pymes en el rubro de ocio es que en algunas plataformas no es necesario pagar comisiones y además el nuevo empresario puede optar por la financiación mixta que también resulta interesante.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que el proyecto debe pasar primero por una evaluación para asignar después una calificación de riesgo que puede ser bajo, mediano o alto, existiendo escalas de puntuación según la plataforma. Por lo general los proyectos de ocio se encuentran dentro de niveles de riesgo medio-bajo puesto que son inversiones que ofrecen rentabilidades bastante altas.

En España existe un perfil bastante definido del inversor en plataformas de crowfunding para proyectos de ocio es diverso. Tanto las empresas como los particulares que financian proyectos pymes ingresan en este método porque buscan proyectos que sean de medio-bajo riesgo pero que también puedan ofrecer un rendimiento medio del 6%, siendo la cantidad media de inversión de particulares uno 5.000 euros, en tanto que las empresas invierten una media aproximada de 20.000 euros por proyecto.

Hoy muchas de las plataformas de crowfunding ponen topes máximos para los inversores valores que están relacionados con el riesgo y la evaluación al propio inversor, además solo se desembolsa el dinero si el proyecto consigue entre todos los inversores llegar a la cantidad establecida como el coste de financiación.

0 comentarios:

Publicar un comentario