Coworking una buena opción para emprendedores





Compartir un mismo espacio de trabajo que puede ser físico o virtual es una excelente alternativa para los emprendedores que desean desarrollar sus proyectos de trabajo de forma independiente.

Se trata de el “coworking” una propuesta innovadora y una práctica que nace en Estados Unidos y llega a otros países, planteado sobre todo para profesionales independientes, emprendedores y pymes de distintos que sectores que acuerdan en compartir un mismo espacio de trabajo, para desarrollar sus proyectos y fomentar también la formación de trabajos conjuntos.

El coworking se desarrolla en espacios de trabajo de tipo cooperativo, son oficina compartidas que en la actualidad utilizan infinidad de trabajadores independientes y emprendedores que para realizar su trabajo solo necesita de un portátil, un teléfono y una buena conexión a internet.

Uno de los objetivos principales del coworking es rebajar los gastos de alquiler y servicios que demanda montar y mantener una oficina, pero también es una excelente opción para combatir la soledad laboral que sufren aquellos que trabajan en caso o en un cibercafé.

Además, el desarrollo de estos espacios comunes para trabajar brinda a los emprendedores la posibilidad de realizar actividades entre los propios coworkes o entre éstos y personas externas a este entorno del coworking.


Existen lugares comunes para realizar actividades entre los coworkers y también entre éstos y personas externas al entorno del coworking, mientras que algunos de estos lugares cuentan también con un “invernadero” que permite llevar adelante proyectos emprendedores como el de comercio exterior, diseño o arquitectura.

Una de las grandes diferencias de los espacios de coworking con respecto a los centros de negocios o las tradicionales oficinas compartidas es que aquí aparece la figura del “gestor” que es el encargado de generar un clima de confianza y de distintas dinámicas de colaboración y trabajo para acelerar oportunidades de negocios y ayudar a concretar objetivos.

La flexibilidad de uso que ofrecen los centros de coworking se adaptan a la necesidad de los emprendedores y profesionales independientes y en lo económico permite contratar un espacio por media jornada, jornada completa y hasta por una cantidad de horas semanales.

La mayor productividad es otra de las ventajas del coworking sobre todo gracias a los gestores de espacios que trabajan activamente para crear una buena relación entre los coworkers y los contactos externos, algo que ayuda a descubrir nuevas oportunidades de negocio.

0 comentarios:

Publicar un comentario